Hoteles en París

Para algunos París es la ciudad de los enamorados, mientras que para otros es la ciudad de las luces. Nosotros nos vamos a quedar con ambas acepciones, porque París conjuga una cosa y otra.

Hay muchas opciones a la hora de viajar a París, lugares que no pueden quedar en el olvido. Símbolos como la Torre Eiffel, a la que hay que subir para ver unas panorámicas de la ciudad increíbles, o la Catedral de Notre Dame, con sus gárgolas y contrafuertes, otro lugar desde el que se contempla una París sublime.

París es ciudad cultural y de museos. El Museo del Louvre, el más grande del mundo, que guarda joyas como la Mona Lisa o la Venus de Milo, o el Museo de Orsay, una colección impresionante de obras de arte entre 1848 y 1914, o el Centro Georges Pompidou, imprescindibles a la hora de viajar a París.

Ideal sería reservar nuestros hoteles baratos en París en la zona bohemia de Montmartre, un lugar encantador, lleno de callejuelas, artistas callejeros y Moulin Rouge, y la visita a la Basílica del Sagrado Corazón, desde la que también se tiene una panorámica especial de París.

Un paseo por los célebres Campos Elíseos, que tanto hemos visto en televisión y en postales y fotografías, con la vista puesta en el Arco del Triunfo, construido por Napoleón en 1806 para conmemorar sus victorias.

No dejéis pasar la oportunidad de hacer un maravilloso crucero nocturno por el Sena, a la luz de las velas, en una cena íntima, o bien simplemente para contemplar una París distinta, iluminada, sentada sobre sus puentes.

Y para terminar, dos excursiones indispensables. Una histórica, Versalles, y otra divertida, EuroDisney. Un fin de semana barato en París quizás no nos llegaría para todo esto, pero seguro que sería un preámbulo maravilloso para todo lo que nos quedaría por delante. Ofertas en París no nos van a faltar.