Hoteles en Murcia

Aquella Mursiya árabe se ha convertido en una ciudad moderna, que no olvida sus tradiciones ni su famosa huerta, que tantos parabienes le ha dado siempre. Un fin de semana barato en Murcia es una buena opción para aquellos que busquen tranquilidad, y tesoros escondidos.

Uno de esos tesoros es la Catedral de Murcia, del siglo XV, imponente desde la fachada principal, y muy elegante su interior. No dejéis de visitar el Museo Catedralicio ni el Palacio Episcopal, en la misma plaza de la catedral, o bajar por la calle Trapería para ver el Casino.

Uno de los lugares más animados de Murcia es la Plaza de Santo Domingo, con la iglesia del mismo nombre, o la Plaza Romea, que alberga el histórico Teatro Romea, construido en 1872.

Si tenéis reservados vuestros hoteles en Murcia, no hay que perderse edificios tan emblemáticos como el Convento de Santa Ana o el Convento de Santa Clara, muy cercanos al impresionante edificio de la Universidad de Murcia y la Sección de Bellas Artes del Museo de Murcia.

Para museos en Murcia no perderos el Museo Salzillo, en la Iglesia de Nuestro Padre Jesús. Las obras escultóricas de este genial artista murciano, tanto las procesionales como las que forman parte de sus famosos belenes, son símbolos de la ciudad.

Y para terminar algunas visitas como la Iglesia de San Esteban, la de San Miguel o la de San Nicolás, así como el Palacio Almudí, del siglo XVII y el Paseo del Malecón, a orillas del río Segura.

Murcia es un lugar con un rico patrimonio cultural y artístico que tenéis que conocer. Ofertas en Murcia hay muchas, y tenéis que aprovechar la oportunidad.