Hoteles en Córdoba

La gran ciudad califal que duerme a orillas del Guadalquivir, la de patios engalanados y viejas nostalgias, barrios llenos de encanto y un suspiro de luna en las noches más oscuras. Córdoba es sin duda la ciudad de la Mezquita, símbolo de siglos y vestigios musulmanes.

La Mezquita de Córdoba es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Vale la pena reservar hoteles en Córdoba sólo por verla. Mezquita que guarda en su interior, fijaros si es grande, una catedral cristiana. Entrar en ella y dejaros embaucar por su laberinto de columnas y arcos de colores, una obra de arte que tardaréis en olvidar.

Pero Córdoba es mucho más que su mezquita. Córdoba es el recuerdo de su Alcázar de los Reyes Cristianos, desde donde parte el famoso puente romano que solemos ver en muchas postales de la ciudad. Al norte de la Mezquita debemos perdernos por las viejas calles del barrio de la Judería, otro de los Patrimonios de la Humanidad que encierra Córdoba.

Nuestra estancia en Córdoba no debe olvidar lugares tan queridos como la Plaza del Potro, o los cercanos Museo de Bellas Artes y Museo Julio Romero de Torres. Tampoco la conocida Plaza de las Tendillas, centro de la ciudad vieja, desde donde podemos partir para ver la Iglesia de San Miguel o la de San Nicolás de la Villa.

Córdoba de callejuelas y de barrios, como los de San Lorenzo y Santa Marina, llenos de iglesias. San Andrés, San Rafael, San Lorenzo, o palacios como el de Viana. Y de noche, en la Plaza de Capuchinos, el Cristo de los Faroles, un lugar especial y con encanto.

Hay que aprovechar cualquiera de las ofertas en Córdoba para recorrer esta ciudad llena de misterio y magia. Tampoco os olvidéis de visitar las ruinas de Medina Azahara, a 8 kilómetros de Córdoba, una bella ciudad árabe que os cautivará.